Golpes de calor en la tercera edad. Residencia Aurora en Sevilla
18033
post-template-default,single,single-post,postid-18033,single-format-standard,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive

Golpes de calor en la tercera edad

Golpes de calor en la tercera edad

El peligro de los golpes de calor en las personas mayores.

¿Cómo prevenir y actuar frente a un golpe de calor?

 

 

El verano suele venir acompañado de más tiempo libre, vacaciones, más luz…, y de calor, mucho calor.

 

Debemos tener cuidado con los estragos que producen los golpes de calor en la salud, y sobre todo en las personas de edad avanzada. 

 

Podemos afrontar y prevenir los efectos del calor en nuestros abuelos. Por ello, desde la Residencia Aurora te damos algunas ideas para ello.

 

 

 

♦ Pero ¿Qué es un golpe de calor?

 

El cuerpo humano tiene una temperatura media de unos 36 o 37 grados. En el momento en el que esta temperatura se supera, nuestro cuerpo actúa de una u otra manera, por ejemplo, mediante el sudor.

 

Al superar con crece esa temperatura corporal aparece un golpe de calor, y es entonces cuando nuestro cuerpo no responde de manera eficaz a ese exceso de temperatura.

 

La exposición al sol, o incluso que una vivienda no esté bien ventilada, también pueden provocar esta subida peligrosa de la temperatura corporal.

 

En verano es muy frecuente las olas de calor. Por tanto, ante noticias de subida de temperatura deberemos extremar las precauciones. El récord de calor en España es de 49 grados.

 

 

 

Los más vulnerables a sufrir problemas derivados de las altas temperaturas son l@s niñ@s y l@s ancian@s.

 

 

En lo que respecta a nuestros mayores, hay que tener en cuenta otros factores que pueden influir frente a los golpes de calor.

 

Nos referimos a la toma de medicamentos, la obesidad, los problemas de circulación de la sangre, una vida sedentaria, etc.

 

No poder respirar bien por culpa de las mascarillas contra la Covid-19 es otro factor que puede influir de forma negativa frente a los golpes de calor.

 

 

♦ ¿Cómo podemos detectar que nuestros abuelos están teniendo problemas derivados del calor?

 

Hay algunos factores que nos pueden poner sobre aviso:

 

  • Nuestros abuelos pueden sentir calambres musculares, falta de sudor y escalofríos acompañados incluso por dolor de cabeza.
  • Si sufren una pérdida de conciencia, están confusos o se encuentran desorientados son otras de las alarmas que nos pueden ayudar. 
  • Debemos prestar atención si hay problemas a la hora de hablar, si tienen la boca seca y/o pastosa con falta de saliva.
  • Pueden tener fiebre, la tensión baja y aumento de la temperatura corporal. La piel puede enrojecerse.

 

 

 

 

♦ ¿Cómo actuar ante un golpe de calor en una persona mayor?

 

Si vemos que nuestros mayores tienen algunos de los síntomas anteriores, podemos tomar algunas medidas.

 

  • Buscaremos un lugar fresco y con sombra.
  • Favoreceremos que la sangre circule y que no se desmaye. Podemos, por ejemplo, tumbarlos y subirles las piernas.
  • No rodear al anciano con personas curioseando. Ayudaremos a que le llegue el aire, incluso le abanicaremos para que le llegue aire.
  • Intentaremos bajar la temperatura con un paño humedecido poniéndoselo, por ejemplo, en la frente, o en la nuca, en las muñecas, en las axilas, en la cara interna de los muslos y/o en los antebrazos.
  • Le daremos agua fresca siempre en pequeños sorbos.
  • Controlaremos, si fuese posible, la temperatura del anciano.

 

 

 

 

Cuando una persona mayor sufre un golpe de calor, llamaremos a profesionales médicos. Mientras llegan, intentaremos bajar la temperatura corporal del anciano.

 

 

 

♦ ¿Qué hacer para prevenir los golpes de calor en nuestros abuelos?

 

Cuidados del jardín Residencia Aurora en Sevilla

  • Deben evitar las horas de más calor para dar su paseo y buscar zonas de sombra. 
  • La cabeza debe ir protegida por una gorra, un sombrero…
  • La ropa debe ser transpirable, de algodón y de colores claros.
  • Ir provisto de una botella de agua para evitar deshidratarse.
  • Nada de comidas copiosas, grasientas, picantes, calientes, bebidas con alcohol, con cafeína… Se favorecerán los alimentos que sean más fáciles de digerir como son la comidas frías, ensaladas, tomar líquidos, frutas, verduras, etc.
  • Para paliar los efectos de los golpes de calor también es conveniente ventilar adecuadamente la vivienda.

 

 

 

 

 

 

 

En la Residencia Aurora apostamos por una alimentación sana  en la que no faltan verduras y frutas frescas con las que paliar los golpes de calor.

 

 

 

 

Ante los golpes de calor de nuestros mayores, llamaremos a urgencias.

 

 

 

Conozca más sobre el cuidado y cariño de la Residencia Aurora en Sevilla hacia nuestro mayores.

 

 

Residencia Aurora en Nervión, Sevilla. Atención personalizada

 

 

Otros artículos que te podrían interesar leer… 

♥ Ideas a la hora de elegir una residencia para nuestros mayores

♥ Fomentar la autonomía en nuestros abuelos.

♥ La Televisión. ¿Beneficiosa o perjudicial en la tercera edad?

 

     

 

 

Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.